La almohada en tu descanso están altamente relacionadas, además de proporcionarte placer pueden ofrecerte múltiples beneficios para tu salud general y capacidad de rendimiento en el día a día, tanto física como mental, ya que un buen descanso es esencial en la vida de cualquiera, además, tu columna y tu cuello lo agradecerán enormemente.

 

La vida útil promedio de las almohadas es de 2 a 7 años, claro está que esto dependerá de la calidad de la misma, el uso y el cuidado que se le dé. Aun así, nos resistimos a deshacernos de las viejas almohadas con la excusa de que se han adaptado a nuestro sueño o se han amoldado a nuestra postura de dormir.

 

Tiene la misma importancia elegir un buen colchón como la elección de las almohadas, ya que de ello dependerá nuestro descanso y bienestar.
En el mercado existen muchos tipos de almohadas, entre propiedades, materiales e incluso formas, pero el objetivo principal casi siempre es el mismo: tener un apoyo y comodidad perfecta al dormir.
Cloen, desea ayudarte a conseguir la mejor almohada que se adapte a tus necesidades de descanso:
  • Viscoelástica Collarín tiene la forma del cuello para aliviar los dolores cervicales mientras descansamos. Antialérgica, transpirable y con un tejido que elimina la electricidad, 11 cm de ancho.
  • De plumas para los más naturales. Compuesta por un 90% de plumón aportando mayor adaptabilidad y suavidad. Tendrás la sensación de dormir en las nubes por sus 15 cm de ancho de plumón.
  • Viscoelástica de viaje, para los que necesitan siempre su almohada vayan donde vayan. Indeformable, antialérgica y transpirable.
  • Si eres de los que les gusta pasar horas leyendo, la almohada lumbar modelo lectura, cuidara tu zona lumbar para evitar sobrecargas mientras lees en la cama.
  • De Latex: Perfecta para prevenir las molestias del cuello cervical. Almohada 100% LÁTEX. Microperforado para incrementar su transpirabilidad. Doble funda. Material natural beneficioso para el descanso. Altamente adaptable.
  • Y, por último,  fibra inglesa, con dos planchas de viscoelástica para obtener una mayor adaptabilidad.
Es aconsejable que en el momento de la compra se prueben siempre teniendo en cuenta la postura que adquirimos cuando se duerme.
Después de elegir la es importante que la cuides. Airearla, darle la vuelta a menudo, lavarla y por último utilizar un protector de almohada.
Es por esto que las almohadas y el descanso se relacionan grandemente. Recuerda, un buen descanso es importante para un buen día.

 

Fuente: Hogar con amor.