Es normal que los cuchillos vayan perdiendo su filo con su uso y el tiempo, sin embargo, podemos hacer que duren mucho más si seguimos estos tips de cuidado y mantenimiento.

 

Mantén el filo de tus cuchillos:

  • Utiliza una superficie de corte adecuada: Por rapidez o comodidad, muchas veces cortamos pequeñas cosas sobre el mármol de la cocina ¡GRAN ERROR! Esta es una piedra muy fuerte la cual puede dañar fácilmente el filo de tu cuchillo, es recomendable cortar siempre sobre una tabla de madera o plástico de alimentación. Como dato extra los expertos aconsejan que para carnes se utilice tabla de plástico, y para frutas, verduras, pan y queso podemos utilizar de madera, si esta es de bambú mucho mejor.

 

  • Limpieza: Trata de nunca utilizar estropajos de niquel, estropajos verdes o aquellos que puedan dañar o arañar el material. No los metas en el lavavajillas ya que así pueden golpearse con otros utensilios y estropearse. Además de los cambios de temperatura que se producen dentro de este electrodoméstico, estos pueden dañar la hoja del cuchillo.

 

Te recomendamos nuestro set de cuchillos Leo.

 

Una vez lavado los cuchillos, asegúrate de secarlos bien para evitar la acumulación de sarro u otros hongos.

 

  • No arrastres los alimentos con el cuchillo: una vez cortados; deja a un lado el cuchillo y opta por usar una pala o hacerlo con la mano. Otra opción, es dar una vuelta de muñeca y acompañarlos con el cuchillo, pero con la parte de la hoja que no corta, así evitaremos hacerle daño a la parte más útil.

 

  • Utilízalos debidamente: Cada cuchillo ha sido fabricado con un fin: Para el pan, para el queso, para vegetales, entre otros. Utilízalos para cortar debidamente dependiendo de la ocasión y el producto a cortar.

 

  • Almacenamiento: el contacto con los otros utensilios en el cajón los daña. Siempre que puedas, mantenlos separados, en un tacoma o imán de pared, a no ser que cada vez que los utilices los guardes en sus fundas correspondientes, evitando así estropear el filo del cuchillo y rozar unos con otros.

 

  • Reafilar: De vez en cuando es necesario afilar los cuchillos, en este caso te aconsejamos que o bien lo lleves a un buen vaciador para que te lo afile, o aprendas tú mismo a hacerlo a la piedra.

 

Esperamos que estos tips te hayan sido útiles y que la vida del filo de tus cuchillos sea más duradera, así será mucho más a meno cortar tus alimentos.